Mensajes sobre la Confraternidad de los Corazones Unidos

 

Fragmentos

"Estoy estableciendo la Confraternidad de los Corazones Unidos en el mundo.”  (Jesús, 5 de Septiembre de 1999)

"… den a conocer Nuestros Corazones Unidos en todo el mundo.  Difundan la devoción de la Corona, la Confraternidad y las Bendiciones.  Se ganará mucho mérito con esto.  Esto apresurará Mi regreso; Mi victoria será completa."  (Jesús, 8 de Junio del 2002)

“… A través de esta Confraternidad, Yo tejeré una fuerte vestidura de fieles tradicionales.  Esta vestidura soportará el viento de la controversia y los raudales de concesiones que han comenzado y continuarán arrasando a través de la Iglesia."

"La Iglesia fue construida sobre 'roca', así que no sucumbirá.  Pero, para todos los intentos y propósitos, parecerá desmoronarse.  Habrá mucha confusión en los corazones de los líderes y, también, en el de los laicos.  Ahora ya ha comenzado."

"La Confraternidad es la que conducirá a las almas en el sendero seguro durante esta era de oscuridad que desciende sobre la Iglesia.  La espiritualidad del Resto permanecerá fuerte y sin componendas, pues será protegida en Nuestros Corazones Unidos.  La fe regresará como en siglos pasados cuando la oscuridad sea vencida.”  (Nuestra Madre Santísima, 9 de Octubre del 2002)

"… como miembros de la Confraternidad de los Corazones Unidos, han prometido abrazar cada cruz y apreciar cada gracia que Dios considera enviarles. De este modo es como ustedes abrazan y aprecian la Divina Voluntad de Mi Padre."  (Jesús, 14 de Octubre del 2002)

"Vengo para llenar con Mi gracia tu corazón y el mundo.  Vengo para apretar los hilos del Resto Fiel.  Vengo para unir a la Confraternidad en Amor Santo y Divino."

"Por favor, entiendan, hijos Míos, Satanás está peleando su última batalla en estos tiempos peligrosos en los que viven.  Se libra una batalla decisiva contra el Amor Santo.  La victoria final será una victoria de amor.  Pero, hasta el triunfo, Mis pequeñitos sufrirán mucha persecución.  No me refiero solamente a una persecución de cuerpo, más bien de espíritu también.  En la batalla espiritual que está cerca, ustedes podrán perseverar solamente a través del Amor Santo."

"No sucumban a los espíritus tibios que hay a su alrededor, ni pueden permitirse ser desalentados por la herejía y la apostasía que abunda a su alrededor.  Deben ser Mis guerreros en esta batalla del bien contra el mal.  Si se rinden a la autocomplacencia o a la opinión popular que puede oponerse al Amor Santo, ustedes han elegido el lado de Mi adversario.  Perseveren, hijos Míos; sean Mis mártires de amor.”  (Nuestra Madre Santísima, 14 de Octubre del 2002)

“… Se aproxima el tiempo en el que serán desafiados como nunca antes, tú y todos en el mundo.   Será un tiempo de gran perplejidad, como nunca ha conocido el mundo.  La abundancia dará paso a la necesidad.  Las necesidades serán redefinidas.  Los sistemas económicos serán arrancados por quienes buscan el poder.  Lo más importante, en ésta, la más oscura de las horas, es que Mi adversario pondrá a prueba la fe, él será quien tome la religión en sus propias manos como un medio para elevarse al poder."

"Solamente a través de un derramamiento de gracia del Corazón de su Madre Celestial será como Mis hijos serán puestos a salvo.  Lo imposible se hará posible a través de la gracia de este refugio Celestial."

"Quizá ya ves en medio de ustedes algunos de estos signos de los que hablo.  Quizá crees que la hora más oscura está cerca.  Deseo que Mis hijos se den cuenta de que apenas está empezando."

"Permite que Mi Mensaje de Amor Santo sea tu fundamento.  Permite que la seguridad del Refugio del Amor Santo -Mi Inmaculado Corazón- mine los planes que tiene el enemigo para desestabilizar su paz.  Refúgiate en el Mensaje de Amor Santo, pues éste es el abrazo de Mi Corazón."

"El día de hoy estoy elevando la Confraternidad de Nuestros Corazones Unidos como un ejército poderoso contra los planes de Satanás.  Al final, el amor será victorioso.”  (Nuestra Madre Santísima, 17 de Octubre del 2002)

"Lleven la Confraternidad al corazón de las familias."  (Jesús, 12 de Diciembre del 2002)

"Conoce y comprende que la meta de la Confraternidad y Mi meta, también, es establecer en cada corazón un Aposento de Amor Santo.  Mi Victoria se acerca a medida que el corazón humano se transforma en un refugio de Amor Santo.  Cada corazón que se transforma a través del Amor Santo se vuelve un santuario de paz en tiempos conflictivos, y en una parte de Mi Victoria."

"A media que el corazón toma el Corazón de Mi Madre a través del Amor Santo, ya no tiene miedo de ver su iniquidad o de defender la rectitud.  Cada corazón abraza la verdad como parte de Mi Victoria."  (Jesús, 27 de Diciembre del 2002)

“La Confraternidad no solamente lleva a sus miembros el llamado a la salvación, sino  un llamado aún más profundo a la santificación y a la unión con la Divina Voluntad."

"Por lo tanto, estoy extendiendo esta gracia a todos sus miembros: que la oración de la Corona de los Corazones Unidos se rece diariamente por cada miembro de esta Confraternidad pidiendo por el bienestar espiritual de todos sus afiliados."  (Jesús, 7 de Febrero del 2003)

“El día de hoy solicito que cada miembro de la Confraternidad ofrezca:

1. Una oración diaria por:
La propagación de la Confraternidad, tanto en los corazones como en el mundo."
2. Una oración diaria por:
La unificación de la Iglesia Universal en la Tradición de la Fe.
3. Una oración diaria por:
La santidad personal.
4. Una oración diaria por:
Aquellos que reciben el mensaje de los Aposentos de los Corazones Unidos, pero que lo rechazan por orgullo.
5. Una oración diaria:
Para que todos vivamos en la Divina Voluntad."

“Estas oraciones pueden ser no más que una jaculatoria: 'Jesús, Triunfa y Reina', o pueden ser una decena del rosario por cada intención. Esto último sería conocido como 'El Rosario de la Confraternidad'.”  (Jesús, 7 de Febrero del 2003)

"Así es como deseo que se rece el Rosario de la Confraternidad. Antes de la meditación de cada misterio del rosario, se da la intención con las siguientes súplicas."

1. "Rezamos esta decena por la propagación de la Confraternidad, tanto en los corazones como en el mundo. Entendemos que la Confraternidad anunciará la Victoria de los Corazones Unidos."

2. "Ofrecemos esta decena por la unificación de la Iglesia Universal en la Tradición de la Fe. Rezamos para que lo que esté en la oscuridad salga a la luz y las concesiones enfrenten la derrota."

3. "Ofrecemos esta decena por nuestra santidad personal. Rezamos para ser perfeccionados en el Amor Santo y, así, ser guiados profundamente al Amor Divino."

4. "Rezamos esta decena por todos aquellos que reciben el Mensaje de los Aposentos de los Corazones Unidos, pero que lo rechazan por orgullo. Pedimos a la Santísima Virgen que les dé la gracia de la iluminación de conciencia."

5. "Ofrecemos esta decena para que todos vivamos en la Divina Voluntad. El Reino por venir es el reino de la Divina Voluntad en todos los corazones. Éste es el Triunfo y la Victoria.”  (Jesús, 8 de Febrero del 2003)

“Es Mi alegría establecer hoy algunas directrices para la Confraternidad."

"Aquellos que consideraran unirse a la Confraternidad deberían cumplir diariamente lo siguiente:"

- "Seguir el viaje espiritual a través de los Aposentos de los Corazones Unidos."

- "Rezar el Rosario de la Confraternidad diariamente."

- "Rezar la Corona de los Corazones Unidos por los miembros vivos y difuntos de la Confraternidad."

- “Realizar obras corporales y/o espirituales de misericordia.  Una de ellas puede ser la propagación de la misma Confraternidad."

- "Rezar por los sacerdotes."

- "Consagración diaria al Amor Divino y a Nuestros Corazones Unidos."

- “Recordar que la Confraternidad es la columna vertebral del Resto Fiel.”  (Jesús, 17 de Marzo del 2003)

“El día de hoy los invito a entender que a pocas personas se les pide que den su vida por la fe.  En estos tiempos, sin embargo, y por la gran apostasía dentro de Mi Iglesia, a los miembros de la Confraternidad se les pide ser mártires de amor."

"Ser un mártir del amor significa ser un mártir de la libre voluntad.  Esto es lo que se requiere de cada alma para avanzar más profundamente en los Aposentos de Mi Corazón, renunciar a la libre voluntad por la Divina Voluntad de Mi Padre.  Cuando un alma puede decir:  'No tengo más deseos salvo lo que el Padre en el Cielo quiere para mí', está en el camino correcto al martirio de amor, el martirio de su libre voluntad.  El alma está en lo profundo de Mi Corazón.”  (Jesús, 25 de Abril del 2003)

“Cada una de Mis apariciones y todo auténtico apostolado ha llevado consigo el propósito de vivir en la Divina Voluntad.  Este es el llamado fundamental y la meta.”

“Los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos es el plan maestro, el plano que debe seguir cada alma, cada apostolado.  No es que alguno de estos que menciono perdería su identidad, sino que encontraría su camino.”

“Es un Mensaje sencillo dado de una manera sencilla.  La Confraternidad no es más que un medio para poner el mapa de ruta –el plano– en las manos de la gente, no para ser consumidos por él, sino para ser conducidos por él.”

“La Confraternidad llama a toda la gente y a todas las naciones a Nuestros Corazones Unidos.”  (Nuestra Señora, 16 de Septiembre del 2003)

“He venido a pedirles este favor, que la Confraternidad y la Misión misma sean dedicadas a Mi Preciosa Sangre.  Pues así como Mi Preciosa Sangre fue derramada por los pecadores, la Misión y la Confraternidad atraerán a las almas hacia el Amor Divino y la Misericordia Divina, haciéndolos libres.  Mi Pasión y Muerte redimieron a la humanidad.  La Misión y la Confraternidad colocan al hombre en el camino de la virtud.  Como una cribadora, el Mensaje separa el bien del mal.”

“Digan esta oración diariamente:”

“Dulce y Preciosa Sangre de Jesús, derrámate sobre esta Misión y sobre la Confraternidad.  Libéranos de cualquier cosa que pueda distraernos de nuestro viaje dentro de los Corazones Unidos.  Sumérgenos en tu Amor Divino y Misericordia Divina.  Amén.”    (Jesús, 17 de Febrero del  2004)

“Entiendan que Mi llamado a la humanidad es que busquen la santidad personal a través de los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos.  La mejor forma de recorrer este sendero –la forma más completa de seguir este viaje espiritual– es por medio de la afiliación a la Confraternidad de los Corazones Unidos.  Yo invito no sólo a unos cuantos a comprender esto, sino a todos.”  (Jesús, 20 de Febrero del 2004)

"He establecido la Confraternidad y este Ministerio en el mundo hoy como un medio para atravesar la oscuridad.  La Confraternidad será una guía durante los eventos apocalípticos.  Aquellos que sigan la espiritualidad de Nuestros Corazones Unidos ganarán la vida eterna.  Esta es Mi promesa.  No necesitan buscar más allá de este sendero luminoso que Yo pongo frente a ustedes.  Quienes se convierten a sí mismos en enemigos de  esta Misión están  contra Mí."

"Comprendan que Nuestros Corazones Unidos buscan la unión con cada corazón.   Aunque siempre hay excepciones, Mi llamado a seguir este viaje espiritual está siendo contestado generalmente de la siguiente forma.  Los primeros en reconocer la verdad de Mi llamado son los laicos.  Ellos llegarán a la Confraternidad en grandes cantidades y con un profundo entusiasmo.  Después, los sacerdotes y los religiosos se filtrarán, fortaleciendo la Confraternidad con sus dones y carismas.  Los últimos en responder serán los que pertenecen a la jerarquía de la Iglesia.  Recen para que ellos puedan vencer sus sospechas infundadas.” (Jesús, 18 de Mayo del 2004)

“He venido para ayudarte a comprender cómo todo lo que está sucediendo a través de la Voluntad de Dios está de acuerdo con Su Plan Divino.  Deseo que me ayudes a traer almas hacia la Unión Divina.  El tiempo es corto.  Con la ayuda de todas Mis víctimas de amor, Yo puedo traer la Unión Divina al corazón de la Confraternidad.  Estoy utilizando a los humildes y a los pequeños para confundir a los orgullosos.  Los Fariseos de hoy en día son igual espiritualmente a los de Mis tiempos.  Son los engreídos y los mojigatos quienes desean que esta Misión se ajuste a sus planes, en vez de que sus planes sean transformados por la Misión.”

“Permanece siendo como una pequeña niña, siempre confiando en que Mis Planes son mayores que cualquier plan humano.  Déjame tomar tu mano.  No dudes de Mi amor por ti.  Estoy asegurando muchas áreas de esta Misión ahora y preparando una fiesta de gracia milagrosa.”  (Jesús, 16 de Marzo del 2005)

“Mi consuelo mientras colgaba moribundo fue el conocimiento de la devoción a la Divina Misericordia en estos últimos días y la propagación de la Confraternidad de los Corazones Unidos.  La Confraternidad abre la fuente del Amor Divino, que es Mi Corazón, para que todos la compartan.  Es por medio del conocimiento de los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos como las almas serán auxiliadas para escalar a la perfección y como podrán encontrar e imitar al Amor Divino.”

“No retuve nada en el Calvario, todo lo entregué por los pecadores.  Cada uno de ustedes debe decidir el rendirme todo a Mí para ser libre de optar por el Amor Santo y Divino.”

“Ninguno de los dolores que padecí en la Cruz fue demasiado grande, porque vi el rostro de la humanidad frente a Mí.  Aún sufro cuando veo que algún pecador se aleja de Mí.  Les imploro, imiten al Amor Divino y a la Divina Misericordia entre ustedes.  Mi auxilio bajará a ustedes desde la Cruz.”  (Jesús, 25 de Marzo del 2005, Viernes Santo)

“… deseo que ustedes me sigan por el sendero al cual los llamo con docilidad, con un corazón humilde y con mucho Amor Santo.  Dediquen el resto de sus vidas a propagar la Confraternidad de Nuestros Corazones Unidos.  Cada alma que entra a la Confraternidad acelera la Victoria y el Triunfo de Nuestros Corazones Unidos en el mundo.”  (Jesús, 18 de Julio del 2005)

“Deseo que todos los miembros de la Confraternidad recen esta oración diariamente:”

“Madre Celestial, te suplico, cubre con Tu Manto Protector a todos Tus hijos sacerdotes.  Atráelos hacia el interior de Tu Inmaculado Corazón, vaso purísimo del Amor Santo.”

“Consolídalos en la Tradición de la Fe.  Dales la gracia de rechazar el liberalismo.  Protege a la jerarquía de la Iglesia de las tentaciones de la teología liberal, del poder y de la avaricia.  Únelos en la humildad y en el amor, a fin de que la Iglesia vuelva a ser íntegra.”

“Permite que el Mensaje de los Corazones Unidos sane toda enfermedad espiritual dentro de la Iglesia.  Amén.”   (Jesús, 1º de Febrero del 2006)

“Jesús desea que se establezca en el mundo el Movimiento de Oración del Escudo de la Verdad dentro de los Misioneros Siervos del Amor Santo y de la misma Confraternidad.  Este Movimiento requeriría diariamente de cada persona, un rosario de cinco décadas, una Corona de los Corazones Unidos y la oración del Escudo de la Verdad de San Miguel.  Esto se prescribe así para formar un escudo de protección sobre toda la Misión, una protección de las mentiras de Satanás.” 

(Nuestra Madre Santísima, 12 de Junio del 2006)

“Las santas almas en el Purgatorio son capaces de unirse en oración por ciertas causas.  Sus peticiones son escuchadas eficazmente por los Corazones Unidos.”

“El día de hoy, Yo deseo que lleves esta oración al mundo en nombre de la Confraternidad.”

“Queridas Santas Almas, tengo confianza en su poder para llevar peticiones ante el Trono de Dios.  Durante este momento presente, escuchen mi petición para la protección y la propagación de la Confraternidad de los Corazones Unidos.”

“Ustedes entienden la gran necesidad de este viaje espiritual a través de la Voluntad de Dios.  Por eso, me siento confiado en su intercesión.”  (Jesús, 31 de Mayo del 2007)

“La Confraternidad, puesto de una manera sencilla, es Mi llamado a los católicos para vivir este viaje espiritual en santidad.  Dentro de la Confraternidad, las almas serán alimentadas espiritualmente a través de enseñanzas, y obtendrán fortaleza para el viaje a través de los sacramentos.  Esto no quiere decir que Yo excluya a los no católicos para que hagan el viaje, pues Yo llamo a toda la gente, a todas las naciones a los Aposentos de Mi Corazón.”

“En particular, pido atención a este llamado universal al Primer Aposento tocando la trompeta en el mundo entero.   No se equivoquen, el Primer  Aposento no se puede evitar.  Es la base y cimiento de todos los demás.  Nadie progresa espiritualmente sin ser primero purificado en la Llama del Corazón de Mi Madre.  ¿Quién de entre ustedes puede volverse más santo sin conocerse mejor a sí mismo?” (Jesús, 12 de Agosto del 2007)

“Hija mía, entiende por favor que Mi meta es ganar almas para este viaje espiritual.  No me preocupa qué etiqueta, o si se coloca alguna etiqueta sobre la respuesta de la gente al llamado a la santidad personal.  Los argumentos del mundo de hoy en contra de Mi llamado se centran en etiquetas: ¿está aprobado?, ¿es ecuménico?”

“Yo estoy llamando a todos, sin excluir a nadie, al viaje a través de Nuestros Corazones.  Yo ofrezco la Confraternidad como un vehículo para este fin, porque los sacramentos fortalecen y ayudan al alma en el viaje.  No riñan entre ustedes sobre cómo hacer el viaje o sobre quién puede hacer el viaje.  ¡Sólo síganme!”  (Jesús, 12 de Agosto del 2007)

“Hija de Cristo, estos son algunos lineamientos para los sacerdotes, no sólo para aquellos que vienen aquí, sino también para los que están decidiendo sobre los Mensajes o la Confraternidad.”

1. “Confesión frecuente después de  gran introspección del alma.”

2. “Recen pidiendo discernimiento.  Una opinión o un juicio no es discernimiento.  Dense cuenta de que hoy algunas diócesis están comprometidas por el error, por el liberalismo.”

3. “Hagan uso de su su ángel guardián.  Desarrollen un amor por este ángel que Dios les ha dado.”

4. “Amen a las almas a su cargo, y hagan todo lo que puedan para llevarlas a la salvación.”

5. “Sean humildes y sean como niños.  Eviten el orgullo intelectual.  Con el corazón, den todo el crédito a Dios.”

6. “Recen por las Pobres Almas.  Tienen mucho poder.  Utilícenlo.”

“Si los sacerdotes siguen estos lineamientos, Jesús promete un fortalecimiento de sus vocaciones.”  (San Juan-María Vianney, 1º de Noviembre del 2007)

“Querida hija, es importante que Mis Palabras a ti sobre una nación santa se entiendan en su sencillez.  La nación santa a la que me refiero abarca a todos los que viven el espíritu de los dos grandes mandamientos del amor:  amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismos.  Esto, por supuesto, incluye a los miembros de la Confraternidad, pero no es exclusivo para la Confraternidad.  Incluye a todos los que obedecen Mis mandamientos del amor.”

“Es una nación universal consumida por el Fuego del Amor Divino;  por consiguiente, es movida por el poder del Espíritu Santo y tiene como estímulo la salvación de las almas.  Su poder es la oración y el sacrificio junto con la pequeñez de espíritu.  No existe ambición ni proezas políticas.  Quienes vivan la vida así no se sentirán amenazados por los acontecimientos del mundo, pues su verdadera lealtad es al Cielo.”  (Jesús, 30 de Marzo del 2009)

“Deseo que la Confraternidad entera –el viaje completo a Nuestros Corazones Unidos– se haga ecuménica, uniendo a toda la gente y a todas las naciones a Nuestros Corazones Unidos;  pues éste es un viaje a la santidad personal al que todos están llamados.  Es un sendero de salvación, unidad y paz.”

“No se distraigan por quienes dicen que no aprueban esta espiritualidad.  Yo, su Jesús, llamo a todos y cada uno de ustedes al lugar más íntimo de Mi Corazón.  Solamente a través de la purificación de las fallas y faltas, y de una iluminación de conciencia, es como se puede hacer este viaje.”

“Así como llamo a toda la gente y a todas las naciones a este sendero espiritual de santificación, Yo llamo a cada uno –sin importar su religión– a esta propiedad en la que abunda la gracia.  No excluyo a nadie.  El Corazón de Mi Madre se abre a ustedes en este lugar.  Ella aguarda su llegada.  Sentirán su presencia aquí como un signo de la aprobación del Cielo.  No duden cuando alguien trate de confundirlos con sus santurrones juicios precipitados, los cuales son presentados  como ‘discernimiento’.”

“Abran sus corazones a la verdad de estos Mensajes.  Se dará la gracia para que todos acepten la verdad con un movimiento de su libre voluntad.”  (Jesús, 31 de Agosto del 2009)

“Deseo que la Confraternidad de los Corazones Unidos de la Santísima Trinidad y del Inmaculado Corazón de María sea fácilmente accesible para todos.  Por lo tanto, con esta única oración y un movimiento de la libre voluntad, el alma puede considerarse miembro de la Confraternidad.  Esto debe impulsarlos a llevar una vida consagrada a la santidad personal por medio del Amor Santo.”

“Hay otras prácticas piadosas que el alma puede hacer para conseguir esta santidad personal, las cuales están señaladas en instrucciones anteriores.”

“Esta es la oración:”

“Santísima Trinidad, en unión con el Inmaculado Corazón de María, consagro mi corazón y mi vida a la meta de la santidad personal por medio de la devoción a Ustedes.  Dedico cada pensamiento, palabra y obra a la práctica del Amor Santo en cada momento presente.  Amén.”  (Jesús, 15 de Julio del 2010)

“El día de hoy, en mi festividad, he venido para ayudar a aclarar y renovar el funcionamiento interno de la Misión.  Quienes quieran vivir en Amor Santo de pensamiento, palabra y obra pueden cumplir los requisitos hasta ahora descritos para los Misioneros Siervos del Amor Santo.”

“Quienes quieran una espiritualidad y un viaje más profundo a los Corazones Unidos pueden buscar la afiliación en la Confraternidad.  La Confraternidad de ninguna manera está abierta nada más para los católicos.  El Aposento más profundo –la inmersión en la Divina Voluntad– está abierto para toda la gente y todas las naciones.”

“Te digo estas cosas a petición de Mi Hijo.”

“Todos los demás requisitos y estructuras son innecesarios y cobran vida en los dos que ahora te he dado.”   (Nuestra Madre Santísima, 22 de Agosto del 2010)