Santuario de Nuestra Señora de los Dolores y Lago de las Lágrimas

"Queridos hijos Míos, esto será conocido como el Lago de las Lágrimas, y muchas promesas darán fruto aquí.  Mi gracia será patente.  Ustedes no ven la plenitud y la totalidad de Mi plan, pero mucho de él depende de este  humilde y pequeño santuario que el Cielo ha elegido para este lugar (el Santuario de Nuestra Señora de los Dolores)."   La Santísima Virgen, 8 de Agosto de 1997


Mientras Nuestra Madre te purifica y te consuela, acompáñala meditando Sus Dolores.   Dale tu corazón para que Ella te dé Su gracia.  Luego, coloca tus peticiones a los pies de Su estatua y Ella te responderá de acuerdo a la Divina Voluntad de Dios.  Tú no la has elegido a Ella, Ella te ha elegido a ti.


La Santísima Virgen  ha dicho:

"En Mi santuario y alrededor del mundo, Yo derramo copiosas lágrimas por los que no se arrepienten. No estén entre ellos."  10 de Septiembre de 1997

"... dile a la gente que conforme se vayan acercando al Manantial y al Lago de las Lágrimas, le pidan a Jesús que los perdone de cualquier falta de amor en sus corazones."  12 de Noviembre de 1997 

"...los invito a comprender que la gran necesidad de Mi Corazón es por los que no aman.  Por favor, den a conocer que Mi consuelo y Mi gracia están presentes en el Lago de las Lágrimas, y que éste es el camino a la paz y a la reconciliación de los corazones en el mundo.  Nunca antes se ha dado una gracia semejante."  15 de Septiembre de 1997

"En Mi Lago de las Lágrimas Yo aliviaré al afligido, haré firme al corazón vacilante, y consolaré al oprimido.   Entonces, ¿qué más necesitas o deseas?   Yo te bendigo."  16 de Septiembre de 1997

Nuestra Señora viene como la Madre Dolorosa: 

"El Santuario de los Dolores de tu Madre Celestial será un lugar de gracia.  El agua que llega al Lago de las Lágrimas son Mis lágrimas.  Esta agua dará consuelo especial a las madres que sufren por sus hijos descarriados.  Pues hoy, el bueno es el que sufre, y los convertidos son los perseguidos.   Yo comprendo el dolor del corazón de una madre y he solicitado esta gracia a Mi Amado Hijo.”
 
"Continuamente hay muchos ángeles presentes Conmigo en este Lago de las Lágrimas.  Ellos se llevan las peticiones al Cielo como Yo deseo.   Comenzarás a ver muchas imágenes aquí.”  
 
“Mi afecto y presencia está siempre en el Manantial Maranathá, en el Lago de las Lágrimas y en el Santo Vía Crucis.  De hecho, estoy presente en todas partes de esta propiedad elegida.  Estoy rezando contigo y por ti.”  8 de Septiembre de 1997