Términos importantes que se deben conocer

Para entender los Mensajes:  Es importante familiarizarse con el significado de ciertos términos para un mejor entendimiento de todos estos Mensajes. El Cielo ha dado los siguientes significados para estos términos:

AMOR SANTO


AMOR SANTO es:

mras.jpg

- El Inmaculado Corazón de María.
- Los dos grandes mandamientos del Amor (Amar a Dios y al prójimo).
- La Voluntad de Dios en cada momento presente.
- La Puerta de Entrada a la Nueva Jerusalén.
- El Primer Aposento del Sagrado Corazón de Jesús.
- La Etapa Purgativa. 
- La Décima Estación de la Cruz.
 
“He venido para hablarte acerca de la virtud del amor.  Como tú sabes, el Amor Santo es los dos grandes mandamientos: Amarás a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo.  Es el abrazo de todos los Diez Mandamientos.  El Amor Santo es el Inmaculado Corazón de Mi Madre.  Es la Divina Voluntad de Dios.”

“El Amor Santo puede compararse con el sol, el cual derrama sus rayos sobre la tierra iluminando las sombras de la oscuridad.  Es como las llaves del reino que confié a Mi apóstol Pedro.  Es la puerta de Mi Sagrado Corazón y la unión con el Amor Divino.”

“El Amor Santo es la armonía entre el hombre, la naturaleza y el Creador.  Es la interpretación de la ley y el medio de toda santificación.”

“La voluntad del hombre debe elegir el Amor Santo.  No está abierto a debate, y se encuentra firme ante el discernimiento.  El Amor Santo no puede ser juzgado, pues él es el juez.”

“El Amor Santo es ofrecido en cada momento presente y sigue al alma a la eternidad.“   (Jesús, 28 de junio de 1999)

“Amor Santo es la Décima Estación de la Cruz.  Es despojarte de todo lo que hay entre tú y la salvación.  Es morir a tu propia voluntad.  En el Amor Santo, sólo existe una voluntad, una opinión es la que cuenta, y ésa es la de Dios.  La Santificación llega cuando el alma puede ver lo que hay entre ella y Dios, y se despoja a sí misma de ello.  Es Mi Décima Estación.”   (Jesús, 30 de septiembre de 1994)

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado, el Amor Divino, la Misericordia Divina. He venido para ayudarte a entender la diferencia ente el amor, como lo conoce el mundo, y el Amor Santo, que conduce al Cielo.”

“El amor mundano es una emoción –un afecto– por una particular persona, situación o cosa. No conduce más allá del velo temporal de este mundo. Con frecuencia se busca a sí mismo y es sensual.”

“El Amor Santo, en cambio, es un afecto del espíritu. Este tipo de amor llama al alma profundamente a la santidad personal, a la virtud y al Cielo mismo. El Amor Santo lleva los afectos del corazón a la unión con los afectos del alma. Cuando la libre voluntad finalmente se entrega al Amor Santo –el amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo– el alma comienza su conformidad a la Divina Voluntad de Mi Padre.”

“En el juicio final, Yo veo el grado de Amor Santo que ha gobernado la libre voluntad del alma a lo largo de su vida y, especialmente, cuando da su último aliento.”   (Jesús, 7 de julio del 2003)

"El Amor Santo se puede comparar con las tablas de piedra sobre las que Dios grabó los Diez Mandamientos.  Así es, pues el Amor Santo es el cimiento de todos los mandamientos.  El Amor Santo conjunta todos los mandamientos."  (La Santísima Virgen, 9 de mayo del 2017) 

"El Amor Santo es lo que ayuda al alma a diferenciar entre el bien y el mal.  El corazón que está cimentado en el Amor Santo puede distinguir más fácilmente entre el bien y el mal.  La confusión y desunión siempre son el mal fruto de la falta de Amor Santo en los corazones.”  (La Santísima Virgen, 22 de mayo del 2017) 


AMOR DIVINO es:

- El Sagrado y Eucarístico Corazón de Jesús.
- La Nueva Jerusalén / el Reino por venir (La Oración del Señor).
- Es Uno con la Divina Voluntad, la Divina Misericordia y la Verdad Divina.

"Por favor, entiende, pequeña, el Amor Santo, es decir, el Inmaculado Corazón de María, es la Puerta de Entrada a la Nueva Jerusalén.  Entonces comprende que la Nueva Jerusalén es el Amor Divino, el Sagrado Corazón de Jesús.  El Amor Divino –el Corazón de nuestro Salvador– es el Reino por venir."  (Santo Tomás de Aquino, 13 de noviembre del 2002)

"Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado, ¡la Resurrección y la Vida!  ¡Aleluya!  El día de hoy celebras la primera victoria del Amor Divino:  la victoria sobre el pecado original.  Ésta fue la victoria que abrió el camino entre la Divina Voluntad y la libre voluntad."

"Mi última victoria del Amor Divino está por venir.  Será la victoria del Amor Divino en todos los corazones y en el mundo.  Dará paso a la Nueva Jerusalén y a Mi segunda venida.  Cada corazón que se rinde al Amor Divino acerca la victoria.  Vivir en Mi Amor Divino es amarme por sobre todas las cosas y amarse uno al otro como Yo los he amado.  Sí, un alma como ésta ha pasado a través del Aposento del Amor Santo en donde se le pide que ame a los demás como ella misma desea ser amada."

"El alma es atraída más profundamente al amor, más profundamente a los Aposentos de Mi Divino Corazón.  Una vez que entra al Amor Divino, debe amar como Yo he amado.  Debe abrazar su cruz como Yo abracé Mi Cruz:  por amor.  Debe ver la victoria segura en cada cruz, pues la cruz es la victoria disfrazada del Amor Divino."

"Así me aparezco a ti el día de hoy: victorioso, revestido de Amor." (Jesús, 15 de abril del 2001, Domingo de Pascua)

“Pequeña alma Mía, nadie puede ser el Amor Divino.  Pero tú puedes experimentar el Amor Divino imitando, viviendo, y consagrándote al Amor Santo.  Sé perfecta.  Perfecciona el Amor Santo en tu corazón.  Conviértete en el amoroso servidor de todos.  Así fue Mi vida en la tierra.”  (Jesús, 30 de diciembre de 1998)

"Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  Queridos amigos Míos, cuando tratan de vivir en Amor Santo –que son los dos grandes mandamientos del amor– ustedes son un reflejo de Mi Amor Divino.  Pero eso no es suficiente para Mí.  Debido a que Yo los amo muchísimo –a cada uno de ustedes–, deseo atraerlos a los Aposentos más íntimos de Mi Corazón, en donde pueden llegar a ser parte del Amor Divino.”   (Jesús, 19 de febrero del 2000)


LA REVELACIÓN DE LOS CORAZONES UNIDOS DE JESÚS Y MARÍA  es:

corazones.unidos.jpg

El Inmaculado Corazón de María unido al Sagrado Corazón de Jesús.   
Sus Corazones laten como uno solo por el Amor Santo en el Corazón de nuestra Madre Santísima.

Los Corazones Unidos de Jesús y María: es la unión mística de los Corazones de Jesús y María (el Amor Santo y Divino) que comenzó en el momento de la concepción de Jesús, para nunca separarse.

“Deseo que comprendas los sufrimientos de Mi Corazón; Mi Corazón que es el Amor Divino, la Divina Misericordia.  Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  Comencemos con la Anunciación.  Es aquí donde el Amor Divino y Santo se unieron por primera vez –para nunca separarse– a través del poder del Espíritu Santo y la Divina Voluntad del Padre.  Conforme Mi Corazón se formó, fue moldeado en la Voluntad de Dios.  A medida que se formó y creció, Mi Madre recibió eterna sabiduría y entendimiento en lo más íntimo de Su ser.“

“Cuando Yo nací, la Luz del Amor Divino y Santo se materializó en el mundo.  Pero comprende, Mensajera Mía, el Amor Santo y Divino fueron perfectos en la Encarnación.  Es imposible que esta Luz se intensifique o aumente.  Ya es perfecta en todos sentidos.  Me refiero a la Luz del Amor Santo y Divino, la Luz de Nuestros Corazones Unidos.“

“Así presente en el mundo, Mi Corazón y la Luz permanecieron ocultos hasta Mi ministerio público.  Fue entonces cuando sufrí intensamente, pues me rechazaron aquellos a quienes Yo vine a iluminar y a salvar.  También el Corazón de Mi Madre fue atravesado por la espada, pues Su Corazón es una gran parte del Mío.“

“En el Huerto de Getsemaní, la Luz no disminuyó en intensidad.  Ni siquiera parpadeó.  Yo uní Mi Voluntad a la Voluntad de Mi Padre en el Cielo.  También Mi Madre sometió Su Voluntad.“

“Durante la Crucifixión, Nuestros Corazones Unidos colgaron juntos en la Cruz.  Cuando Mi Corazón fue atravesado después de la muerte, el Corazón de Mi Madre fue atravesado cuando estaba al pie de la Cruz.  No obstante, la Luz permaneció constante.“

“Hoy en día, la Luz de Nuestros Corazones Unidos no es menos perfecta, ni más débil.  Brilla sobre un mundo que está al borde del abismo entre el Cielo y la tierra.  La Luz de Nuestros Corazones Unidos ilumina el puente que cruza el abismo, el puente del Amor Santo y Divino.  Este puente aguarda las pisadas de la humanidad.  No importa lo débil que sea tu primer ‘sí’, la gracia te fortalecerá.“

“Hoy en día, los Corazones Unidos aún sufren, y seguirán así hasta la hora del triunfo cuando el rebaño se hará uno con la Voluntad de Dios.  Yo suplico tus oraciones para que termine rápidamente este tiempo de prueba.  Yo te bendigo.“   (Jesús, 28 de octubre de 1999)

Segundo Misterio Luminoso
LAS BODAS DE CANÁ

"Mi Madre no guarda petición alguna en Su Corazón que Ella no vuelva hacia Mí y la ponga en Mi Sagrado Corazón. En todas las cosas, María es la Perfecta Intercesora y Abogada. Cuando el alma se vuelve a Ella con una necesidad, Ella le agrega Su propia oración y me la entrega a Mí. Vean esta señal que realicé en la fiesta de las bodas como un signo de que Nuestros Corazones están, en verdad, unidos."  (Jesús, 2 de noviembre del 2002)

“Desde el momento de Mi Concepción en el Seno Virginal de Mi Madre, este Mensaje de Amor Santo ha estado en Mi Corazón, porque ése fue el momento en que Nuestros Corazones estuvieron unidos por primera vez.”   (Jesús, 3 de diciembre del 2003)

Nuestra Señora viene vestida de color blanco.  Tiene muchos corazones pequeños bajo Su Manto.  Dice:  “Vengo para guiarte más profundamente en el misterio de los Corazones Unidos de Jesús y María.  Tú ves estos corazones que están cubiertos bajo Mi manto de protección.  Éstos son los devotos a la devoción de Nuestros Corazones Unidos y quienes la promueven.”

“En esta devoción, Yo guío a las almas para que vean que Nuestros Corazones nunca están separados, sino siempre están unidos espiritualmente.  Nuestros Corazones no reinarán uno al lado del otro en la Nueva Era de Paz, sino unidos y como uno solo.  El Corazón de Mi Hijo siempre tiene supremacía sobre Mi Inmaculado Corazón.  Pero al representar Nuestros Corazones como Unidos, Él muestra al mundo que el Amor Divino sólo es accesible a través del Amor Santo.  Vivir en la Divina Voluntad es alcanzable al vivir en Amor Santo.  Por lo tanto, el ‘sí’ de la humanidad al Amor Santo es lo que la une completamente a Dios.  Cuanto más grande su compromiso a la santidad en esta forma, más profunda su unión con Dios.”

“Los corazones que buscan esta unión están bajo Mi manto de protección.  Mi manto permanece alrededor de cada uno hasta que el alma falla en el amor.  Con el pecado, Mi manto es desgarrado, y el alma debe cubrirse nuevamente con él mediante sus esfuerzos en el amor.  Están especialmente protegidos los que promueven la Unión de Nuestros Corazones.  Yo te bendigo.”  (Nuestra Señora, 25 de septiembre de 1996)

“Deseo expresarte esta verdad sobre la Revelación de los Corazones Unidos.  Nuestros Corazones Unidos –que es el Inmaculado Corazón de Mi Madre dentro de Mi Sagrado Corazón– están abrazados por la Divina Voluntad de Dios, la cual es el Corazón del Padre Eterno.  Una vez que el alma comienza su viaje espiritual a través de los Aposentos de Mi Corazón, se acerca aún más a la realidad de esta Divina Voluntad y Corazón Eterno.  La meta de toda espiritualidad es estar unidos con el Corazón del Padre Eterno.  Es Su Plan Divino para toda la humanidad.  Es la razón por la que cada uno ha sido creado.  Es el cumplimiento de Mi misión en la tierra.”  (Jesús, 3 de julio del 2000)


MÁRTIR DE AMOR significa alguien que:

- Se esfuerza por conformarse a la Divina Voluntad del Padre.
- Muere a su propia voluntad como un sacrificio de amor.
- Muere completamente a sí mismo por amor a Dios.

“Deseo describirte al alma que se rinde a la Voluntad de Dios en el momento presente.  Un alma así está abrazada por el amor y abraza al amor.  Un alma así no cuestiona el porqué y la razón de cada acontecimiento de su vida.  Ella sólo alaba a Dios en todas las cosas, sabiendo y confiando en que la gracia siempre está con ella y en todo lo que necesita.  Esta alma es un verdadero mártir de amor, aniquilando su voluntad propia por la Divina.”  (Jesús, 16 de noviembre de 1999)

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  Qué importante es que sepas que el esfuerzo conjunto entre el alma y Dios es lo que le permite al alma progresar a través de los Aposentos de Mi Corazón.  El alma no puede ser inspirada a una rendición más profunda de su voluntad propia a la Voluntad Divina, salvo por la gracia de la inspiración.  El alma debe cooperar con esta inspiración –esta gracia– a fin de llegar más profundamente a la santidad, más profundamente a Mi Corazón."

"Mientras más se aferra el alma a los viejos hábitos, a sus propios juicios y opiniones, más superficial es su entrada a los Aposentos de Mi Corazón.  Así que comprende, Mi confidente, lo que obstruye el camino es la poca disposición del alma para amar a Dios sobre todas las cosas."

"Mi Voluntad es una con la Divina Voluntad del Padre Eterno.  Por lo tanto, si estás enamorada de la Divina Voluntad de Dios Padre, estás enamorada también de Mi Voluntad.  Tu deseo de complacerme necesita ser más grande que tu deseo de complacerte a ti misma."

"Éste es el sendero del martirio de amor.  Pide la gracia de reconocerlo y rendirte a él."   (Jesús, 23 de noviembre de 1999)  

“El Tercer Aposento de Mi Corazón es en donde se forman Mis mártires de amor.  Es la perfección.”  (Jesús, 25 de abril del 2000)

"Ser un mártir del amor significa ser un mártir de la libre voluntad.  Esto es lo que se requiere de cada alma para avanzar más profundamente en los Aposentos de Mi Corazón, renunciar a la libre voluntad por la Divina Voluntad de Mi Padre.  Cuando un alma puede decir:  'No tengo más deseos salvo lo que el Padre en el Cielo quiere para mí', está en el camino correcto al martirio de amor, el martirio de su libre voluntad.  El alma está en lo profundo de Mi Corazón.”  (Jesús, 25 de abril del 2003)


ALMA VÍCTIMA es:

Aquel que sufre como una víctima de amor sin quejarse y sin hacerse notar, aceptando todo sufrimiento por la salvación de los demás.

"He venido a ayudar al mundo a entender el llamado a ser víctima. La verdadera alma víctima sufre sin quejarse y sinfanfarrias. Trata de no llamar la atención de sí mismo ni reclama como propio grandes conversiones o sanaciones por medio de sus esfuerzos en sufrimiento. Todas estas cosas invalidan el sacrificio.  Entonces se convierte como un martillo sin una mano para utilizarlo. El dolor físico, el espiritual o el emocional, está todavía presente pero es inútil."

"Algunos incluso se enorgullecen al ser llamados a ser almas víctimas y no ven la hipocresía en tales emociones.  ¡No!  Ofrezcan todo de la manera más oculta como sea posible.  ¿Piensan ustedes que yo circulaba agitando mis heridas en la cara de la gente diciendo:  ‘¡Estoy convirtiendo almas!’? "

"Como cualquier otro llamado, ser víctima debe ser aceptado con un corazón humilde y amoroso.(Santo Pío de Pietrelcina, 23 de septiembre del 2003)

"Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  Mis hermanos y hermanas, esta noche vengo nuevamente buscando su rendición, su rendición incondicional.  Sí, deseo que cada uno se rinda al estado de víctima.  Así, como víctimas de AMOR, atesorarán cada momento presente percatándose que la Divina Voluntad de Dios es una victoria en ese momento."  (Jesús, 4 de junio del 2001)

“La Corona de la Victoria está compuesta por el ejército de almas víctimas que Mi Madre continúa convocando. Dentro de esta Corona de la Victoria están todos los que viven en Amor Santo.”  (Jesús, 5 de junio del 2003)

"Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado. Hoy te digo, Mi Madre está reuniendo un ejército de almas víctimas, todas ellas son Sus ayudantes, listas para Servirle en cualquier forma posible.  Este es el ejército que combate la apostasía, la herejía y las concesiones que arrasan la Iglesia desafiando la fe."

"Quienes se entregan completamente a Mi Madre en esta forma, sentirán en reciprocidad Su Amor.  Efectivamente, Ella hará de Su Inmaculado Corazón un santuario de gracia, abierto para estas almas víctimas.  Estas preciosas almas no sucumbirán ante los ataques del enemigo, ni sufrirán más allá de sus capacidades."  (Jesús, 27 de agosto del 2004)

“Eres víctima si aceptas todos tus sufrimientos por la salvación de otros.  Tu aceptación es el arma de Mi Madre.  Fortalece Su poder de esta forma.”  (Jesús, 10 de septiembre del 2004)

“Hoy he venido para describirte este hermoso tesoro al que Yo estimo más que a ningún otro, es el alma que lo abraza.  Es el Divino don de ser víctima.  Un alma como ésta me lo entrega todo por la conversión de los pecadores, lo grande y lo pequeño, las alegrías y las pruebas por igual.  Aunque sus sacrificios permanecen ocultos al mundo, Yo tomo todo en cuenta en Mi Corazón y lo mido de acuerdo al amor con el cual es ofrecido.”

“Las víctimas Divinas cargan el peso del error sobre sus hombros con alegría, porque saben que me están ayudando tal como Yo cargué Mi Cruz.  Sus sacrificios llegan a través del tiempo hasta la eternidad.”

“Yo llamo a todos los que quieran escuchar, a que respondan al llamado de ser víctima Divina con valor y con amor.”  (Jesús, 29 de marzo del 2005)

“Mis hermanos y hermanas, el alma que se mueve rápidamente y con mayor facilidad a través de los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos es el alma víctima que es como un niño.  Comprendiendo que cada persona tiene un viaje individual que hacer, Yo les ruego:  apresúrense al sendero del Santo Estado de Víctima y de la confianza como de niño a través de los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos.  Hagan esto entregando su voluntad al Amor Santo y Divino.”  (Jesús, 18 de abril del 2005)

“Mientras Yo esté en el centro de sus corazones, ustedes nunca fallarán a Mi llamado al Santo Estado de Víctima.”  (Jesús, 5 de mayo del 2005)

“Mis hermanos y hermanas, una vez más vengo a ustedes convocando a Mi ejército de almas víctimas.  Comprendan que no los llamo a una vida de tristeza, sino a una de alegría;  porque quienes hacen el mayor bien son aquellos que pueden ofrecerme sus cruces con alegría y con amor.  Respondan al llamado que les hago.”  (Jesús, 29 de julio del 2005)

“Yo les digo:  Aquellos que con sinceridad van en pos de la Divina Pequeñez y del Divino Estado de Víctima, deben aceptar, también, la Divina Esclavitud al Amor.  Porque solamente a través de la esclavitud al Amor Santo y Divino puede ser purificado el corazón, traspasado por la Flecha Encendida que Mi Madre envía para capturar cada corazón.”  (Jesús, 15 de agosto del 2005)

“Te invito a ver que la Pequeñez Espiritual, el Divino Estado de Víctima y el Martirio de Amor son una sola cosa.  Ninguno de ellos puede existir en el alma sin los otros dos.  Por lo tanto, el desear uno de éstos es desear los tres.  Es un trío bendito de dones, de gracias, y de ser Espiritualmente Uno con Jesús.”  (Santa Teresita del Niño Jesús, 1º de septiembre del 2005)


EL MENSAJE DE AMOR SANTO Y DIVINO es:

- La Revelación de los Aposentos de los Corazones Unidos de Jesús y María y el viaje espiritual a través de los Aposentos.
- El llamado universal del Cielo al amor.
- La verdad que el corazón debe abrazar para alcanzar la salvación, la santidad, la perfección y la santificación.
- Apocalíptico / precursor de la Segunda Venida.

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  Dentro de este Mensaje de Amor Santo y Divino está encapsulado el todo y la suma de todos los mandamientos, la salvación y la santidad misma.  El presente viaje a través de los Aposentos de Nuestros Corazones Unidos es una guía sobre la rendición a la Divina Voluntad de Mi Padre.  Todo lo que Yo enseñé cuando estuve en el mundo llevó a esta revelación.”  (Jesús, 15 de Noviembre del 2003)

"A través de este Mensaje de Amor Santo y Divino, el Cielo abre la puerta a la salvación.  Los Aposentos más íntimos de Mi Corazón se revelan a través de este Mensaje."

"Viviendo este Mensaje es como la humanidad se reconcilia con su Creador.  Difundiendo este Mensaje es como el mundo se aproxima al triunfo de Nuestros Corazones Unidos y a la Nueva Jerusalén."  (Jesús, 5 de Enero del 2000)


aposentos.CU.jpg

LOS APOSENTOS DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS son:

El camino que lleva a la salvación, la santidad, la perfección y la santificación. (Lo cual es la  conformidad y unión con la Divina Voluntad.)

“Mi Corazón, pequeña mensajera, es un horno ardiente, listo para consumir los corazones del mundo.  Desde que te he revelado los Aposentos más íntimos de Mi Corazón, este Divino Corazón es una herida abierta de amor.  Ahora, los pasajes secretos son revelados.  La manera de entrar se ha puesto al descubierto.  Se le ha dado al mundo la vía de entrada a Mi Ser Interior.  Todo lo que resta es que los corazones la elijan."

"Ahora, Mi Corazón será una herida abierta de amor hasta que Yo regrese.  Solamente entonces, todos los corazones serán uno.  Pero debes dar a conocer el camino así como te lo he revelado, confiando todo el tiempo en la ayuda del Cielo.”  (Jesús, 6 de Enero del 2000)

También pueden llamarse 'Los Aposentos de los Corazones Unidos' ya que el primer Aposento es el Inmaculado Corazón de María.

"El Inmaculado Corazón de Mi Madre es el Amor Santo, el cual es los dos grandes mandamientos:  Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.  Cuando el alma comienza a vivir estos mandamientos en su propio corazón, ella ha dado el primer paso, que es la conversión.  Está en el Primer Aposento de Nuestros Corazones Unidos:  el Inmaculado Corazón de Mi Madre."

"Los Aposentos subsiguientes en este viaje hacia la perfecta unión con la Divina Voluntad están todos dentro de Mi Sagrado Corazón, que es el Amor Divino.  El Corazón de Mi Madre es la Puerta de Entrada a la Nueva Jerusalén.  Mi Corazón es la Nueva Jerusalén."    (Jesús, 20 de Octubre del 2000)


MISIONERO SIERVO es aquel que:

- Está consagrado al Amor Santo y Divino, y vive esta consagración momento a momento.
- Es el amoroso siervo de todos.
- Sirve al más pobre de los pobres -aquellos que no conocen el Amor Santo- viviendo y siendo el Mensaje del Amor Santo.
- Propaga a toda la gente y a todas las naciones el Mensaje del Amor Santo y Divino junto con
la Revelación de los Aposentos de los Corazones Unidos.

“Alabado sea Jesús.  Hija Mía, comprende el significado de Mi venida a ti bajo esta advocación y durante estos tiempos.  Vengo para anunciar la venida de una era de paz, de paz permanente.  Están viviendo en un tiempo de gran conflicto en el que Satanás pelea su última batalla con quien aplastará su cabeza.  Él sabe que los consagrados a Mí son los que lo aplastarán.  Estas almas verdaderamente consagradas son Mi talón.  El Amor Santo es la verdadera consagración.  Es el camino para estar fielmente consagrados a Mí, es la forma de vivir su vida consagrada a cada instante.  Los Misioneros Siervos de Mi Corazón se incrementarán y abarcarán muchos pueblos y naciones, pues Mi llamado de Amor Santo es para toda la gente, para todas las naciones.  Comienza a comprender la inmensidad de esta invitación."  (María Refugio del Amor Santo, 18 de Julio de 1998)

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  He venido guardando un mensaje en Nuestros Corazones Unidos desde hace mucho tiempo.  La sublime humildad de Mi Madre le impide que Ella se los diga.  Esto es.  Ser un siervo del Amor Santo significa no solo servidumbre, sino esclavitud al Amor Santo.  Recuerden, el Corazón de Mi Madre es el Amor Santo y la Divina Voluntad de Dios.  Por lo tanto, de ello resulta que la esclavitud al Amor Santo es la Voluntad de Dios.”

“El buen esclavo no niega nada a su maestro.  Todo pensamiento, palabra y acción, entonces, deben ser poseídos por el Amor Santo.  Puesto que el Amor Santo está unido al Amor Divino, el ser esclavo de uno es ser esclavo del otro.”   (Jesús, 12 de Octubre del 2003)

"Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.  He abierto las puertas de los Aposentos de Mi Corazón a toda la humanidad con intenso ardor y amor eterno.  Les ofrezco estos Aposentos a todos, al pecador y al santo por igual.  A los que no creen, les ofrezco la fe.  Al agnóstico y al ateo, al hereje y al orgulloso, les ofrezco la conversión por medio del conocimiento propio.  A los siervos del amor les ofrezco cada gracia que ellos me soliciten, y más, si todo está en la Voluntad de Mi Padre.  A los esclavos del Amor Divino, a Mis esclavos, les ofrezco santidad de corazón y la seguridad de la vida eterna.”  (Jesús, 16 de Octubre del 2003)


RESTO FIEL son aquellos que:
 
- Firmemente creen y veneran la real y verdadera presencia de Jesús en la Santa Eucaristía.
- Son fieles apóstoles del Santo Rosario y de otras devociones a María.  Promueven estas devociones en el mundo.
- Son fieles a la verdadera Tradición de la Fe, al Catecismo Católico y al Magisterio de la Iglesia.  
- Se someten a la ley de la Iglesia y al sacramento de la Reconciliación donde Jesús está presente para perdonar los pecados.

“Deseo describirte al  Resto Fiel.  El verdadero miembro del Resto Fiel no se define por el período de tiempo en el que vive la persona.  En cambio, el Resto está compuesto por los que perseveran tenazmente en la Tradición de la Fe transmitida a través de Juan Pablo II."

"El Resto Fiel no acepta el control de la natalidad, la eutanasia, los sacerdotes casados ni las mujeres sacerdotes.  La conciencia del Resto Fiel está formada en el dogma de fe de la Iglesia.  Una conciencia como ésta no se opone a las enseñanzas de la Iglesia sosteniendo su propia opinión por encima del Magisterio.”

"Así que observa, el Resto Fiel se define por lo que guardan en sus corazones.  Dalo a conocer.”   (Jesús, 13 de Septiembre del 2002)

“El Resto no son los que milagrosamente sobreviven alguna gran catástrofe, sino son los pocos en número cuya fe se encuentra protegida en el Corazón de Mi Madre, libre de la apostasía y el error.”  (Jesús, 5 de Febrero del 2001)


AMOR PROPIO

Comparación del Amor Propio y el Amor Santo (La Santísima Virgen, 18 de Agosto de 1997):

tabla.18ago97.png

Comparación del Amor Propio y el Amor Santo  (Jesús, 29 de Abril de 1998)

"¡Ah!  Por fin solos, y puedo confiar en ti.”

“El sendero de la santidad –el sendero del Amor Santo– solamente se puede seguir por medio del rebajamiento de uno mismo.  Al olvidarse de sí mismos y de cómo les afectan todas las cosas, el alma puede amarme, puede venir a Mí, puede permanecer en Mí.”

“Es así como Yo puedo conducir y guiar a cada alma a lo profundo del Corazón de Mi Madre, y luego a Mi propio Corazón.  Piensa en Mí y en Mis necesidades en lugar de pensar en las tuyas.  Cuando te olvidas de ti misma, estás en condiciones de confiar en Mí.  Cuando te enfocas en tus problemas, en lugar de rendirlos a Mí, lo que haces es llamarlos de vuelta a tu corazón.  Amarme te hace fuerte.  Amarte a ti misma te hace débil.  Respétate como creación de Dios, pero enfócate en Mí.  Yo cuidaré de ti.  Yo te guiaré.  No te abandonaré.  Puedes confiar en Mí.”

“Cuando un alma es capaz de morir a sí misma de esta forma, está en Mis Brazos.  Cuando su vida está centrada en Cristo, tiene gozo y paz.  Así encontrarás que desaparecen las debilidades y los defectos.”

“Permanece en Mí.  Permanece en Mí.  Olvídate de ti misma.  Permanece en Mí.”

tabla.29abr98.png

RENDICIÓN PROPIA significa:

-  Entregar la propia voluntad por medio de la completa sumisión al Amor Santo en el momento presente.
- Tener una santa indiferencia por el resultado de una situación, sabiendo que Dios, quien es el Amor, logrará el mejor resultado.

"Yo soy tu Jesús, el Amor Divino, nacido Encarnado.  He venido para explicarte la plenitud de Mi llamado, el cual es la rendición propia.  Sin tu rendición, Yo no puedo lograr Mi meta en ti, ni tu salvación.  Rendirse significa que debes ceder o renunciar a algo.  La rendición propia es Mi llamado para que cedas tu propia voluntad.  Tu voluntad está dirigida por lo que hay en tu corazón en el momento presente.  Es por eso que Mi llamado a la rendición propia es, al mismo tiempo, Mi llamado a la sumisión completa al Amor Santo en el momento presente.”

“La rendición propia es la llave que abre la puerta de Mi Corazón y de la Divina Providencia.  Muy frecuentemente no ves Mi Provisión porque estás cegada por lo que tú quieres.  Muchas veces lo que tú quieres no es bueno para ti y no te conducirá a tu salvación.”

“Mi Provisión, Mi Divina Voluntad para ti, es como un gran tapiz que Yo, el Tejedor, empiezo a tejer en el momento de tu concepción.  A lo largo de tu vida, Yo planeo el colocar cada hilo en su lugar para crear la obra maestra de tu salvación.  Cuando te rehúsas a rendirte a Mí, es como si jalaras un hilo fuera de su lugar.  Entonces Yo, el Artista, debo rediseñar el tapiz completo para que todo sea armonioso.  Pero cuando te rindes a Mí, el resultado final es más fácil de obtener.  Ves Mi gracia y cooperaras con Mi provisión, con Mi plan.  El diseño es más bello porque es Mi  mejor  diseño.”

“Tu rendición es lo que mueve tus pies a la cima de la escalera de la santidad.   Tu rendición te permite inhalar la dulce fragancia del aroma de Mi gracia.   Sin tu rendición, eres como una herramienta estropeada en manos de un experto carpintero.   El carpintero no puede utilizar una herramienta así, de manera que la hace a un lado y encuentra una mejor.   De la misma forma, Yo no puedo utilizarte al máximo a menos de que te rindas completamente a Mí.”

“Cuando te rindes, me estás diciendo que confías en Mí para conducirte, para guiarte, para proveerte y protegerte.  No puedo resistirme a alguien así.  Mi amor abraza completamente a un alma como ésta y estoy unido a ella.  Por eso te digo que tu confianza lo es todo.  Tu confianza es tu rendición.(Jesús, 22 de Mayo de 1999)

“Mis hermanos y hermanas, nuevamente vengo buscando su rendición al Amor Divino.  Su rendición no duele.  Cuando ustedes retienen alguna porción del corazón es cuando tienen dolor espiritual en lugar de paz.  Por lo tanto, vengo una vez más con Mi Corazón abierto y lleno de amor por ustedes y pidiendo su rendición confiada."  (Jesús, 15 de Octubre del 2001)

"Mientras más egocéntrico sea el corazón humano, menos puede rendirse al Amor Divino.  El primer paso para rendirse es que renuncien a todos sus deseos y me los entreguen a Mí.  El segundo paso es entregarme todas sus necesidades.  El último paso es confiar en Mí y en Mis planes para ustedes."  (Jesús, 5 de Noviembre del 2002)

“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado. Yo te digo: el alma que me ha dado su confianza, me ha entregado todo. Pues solamente a través de la confianza es como la rendición se hace completa. En cada momento presente Yo busco esta confianza, no importa la actividad del alma en el mundo. ¿Cómo pueden recordar confiar en Mí cuando están ocupados en las actividades diarias?  Simplemente hagan todo por amor a Mí. Después, no teman ni duden. Ahí radica la confianza perfecta, la rendición perfecta.”  (Jesús, 26 de Abril del 2003)

“Querida hija, en el mundo, rendirse equivale a derrota. Sin embargo, Yo te llamo a vivir en el mundo espiritual dentro de la Llama del Amor Divino.”

“En este mundo, tu rendición sobre tu propia y libre voluntad es tu victoria. El rendir tu libre voluntad, que es tu abandono a Mí, es Mi Victoria, al igual que la tuya propia. Mi victoria debe venir a los corazones primero, antes de que pueda estar presente en el mundo. Por eso el adversario se opone a cada intento de abandono. Por eso continúo llamándote a la Provisión de Mi Corazón mediante la rendición confiada.”

“La Llama de Mi Corazón arde con una Fiebre de Amor por toda la humanidad.”  (Jesús, 17 de Julio del 2003, Conversación con el Amor Divino)

"Permíteme explicar los méritos de rendirse al Amor, porque Yo soy el Amor.”

“A través de la rendición, le das todo a Mi Madre, lo interior y exterior.  Ella, a su vez, me lo da a Mí.  Así, Yo puedo entrar a tu corazón.  A esto se le llama Santa Posesión.  Le entregas todo a Mi Madre.”

“Rindes tu reputación.  Entonces Satanás no puede atacarte a través de las opiniones de la gente.  (Mmmh...  las opiniones de la gente.  Algunos actúan como si fueran su posesión más preciada.  No se las pueden llevar consigo.)”

“Rindes la misión y su curso, lo cual es protegido y provisto por la gracia Divina.”

“Rindes tu apariencia.  Yo veo tu corazón.”

“Rindes tu salud y bienestar.  Yo te daré lo que necesites.”

“Rindes todos tus dones espirituales y tus posesiones mundanas, haciéndolas Mías.”

“Ahora, como dice San Pablo, sobre todas estas cosas, pon el amor.  El Amor Santo y Divino llenará, y llenará hasta derramarse, cualquier cosa de lo que te vacíes.  No necesitarás buscar la felicidad en ningún lugar del mundo.  Serás feliz.”

“Así es como el Amor Divino llega al alma y opera, cariño.  Se necesita morir a sí mismo y amarme, así como Mi Madre te ha estado enseñando.”

“Me voy para que puedas asimilar todo lo que he dicho, y dalo a conocer.”  (Jesús, 11 de Enero de 1999)


CORAZÓN DEL MUNDO  se refiere a: 

- Todas las almas con vida desde la concepción hasta la muerte natural. Nadie queda excluido.

“He venido para precisarte lo que quiero decir exactamente cuando hablo del ‘corazón del mundo’.  Esto incluye a todas las almas con vida desde la concepción hasta la muerte natural.  Por lo tanto, en este término ‘corazón del mundo’ están incluidos todos los que están en el vientre materno, todos los no creyentes, todos los ateos o agnósticos, todos los políticos y líderes de gobierno, todos los líderes religiosos, todas las familias.  De hecho, nadie queda excluido cuando rezan de esta forma.”

“Es por eso que el Cielo pide tan seguido oraciones por el ‘corazón del mundo’.”  (Jesús, 7 de Junio del 2012)